martes, 6 de octubre de 2009

Revista GESTIÓN

3 comentarios:

Andrea Betancourt dijo...

Respetado Bonil:

No sabía que inhalaras esas cosas.

En todo caso, lo importante es que las caricaturas te salen poderosas.

Un abrazo,

Miguel

Tenor Byron Mino dijo...

Que envidia tengo de tan marabillosa imaginación

Anónimo dijo...

Jajajajajjajajajajajaja.